merck
Compartir Compartir
Tienes contenido nuevo en relación a Inmunnoterapia alergia

Alergia al polvo síntomas y tratamiento

23 Mayo, 2017
alergia al polvo

La alergia al polvo se produce como una reacción del organismo frente a ciertas sustancias suspendidas en el aire o contenidas en las partículas de suciedad de los hogares.

El cuerpo puede desarrollar una reacción alérgica frente a distintos elementos contenidos en este polvo. Entre estos se encuentran los ácaros, de los que ya te hablamos con anterioridad en la sección de la alergia, pero también se pueden hallar pelos de animales, fibras textiles, hongos y moho o polen, entre otros.

El principal alérgeno que causa esta alergia al polvo son los ácaros. Estos ácaros abundan en los hogares, principalmente en textiles como alfombras, sábanas, manteles, cortinas… Por eso, te animamos a que eches un vistazo a estos indicios que te vamos a contar ahora para saber si podrías tener este tipo de alergia. 

¿Cuáles son los síntomas de alergia al polvo?

Las personas que son alérgicas al polvo presentan unos síntomas parecidos a los que suelen darse cuando una persona tiene un resfriado común. Estos síntomas pueden incluir la congestión nasal, el enrojecimiento de los ojos, los estornudos y picor de nariz y ojos.

La reacción alérgica también puede dar lugar al asma, erupciones cutáneas, prurito (picor de la piel) y eccemas.

En lo que concierne al caso particular de las personas que padecen alergia al polvo, estas suelen presentar alguno o varios de estos síntomas: estornudos; secreción o congestión nasal; picor en los ojos, inflamación de la conjuntiva que produce ojos rojos, o presencia de ojos llorosos.

Por otra parte, otros síntomas comunes pueden ser sibilancias durante la respiración, tos, sensación de opresión pectoral, así como dificultad para respirar. También se da picazón en la nariz, en el paladar o en la garganta.

¿Cómo tratar la alergia al polvo?

tratamiento alergia al polvo

 

Entre los distintos tratamientos que podemos encontrar para combatir la alergia al polvo, está la inmunoterapia, técnica que permite que tu sistema inmunológico se adapte para perder la sensibilidad a las sustancias que te causan alergia (alérgeno). Esto se consigue gracias a la administración de pequeñas dosis paulatinas del alérgeno. Este tipo de tratamiento trata el origen de la alergia pudiendo mejorar mucho los síntomas de la alergia a largo plazo.

Además existe el tratamiento sintomático que aborda los síntomas de la alergia. En este grupo encontramos los antihistamínicos, los corticoides y  los broncodilatadores.

Por otra parte, al igual que te contábamos a propósito de la alergia a los ácaros, es importante prevenir. Para ello, debes mantener la casa siempre bien limpia de polvo, en especial los muebles de madera y cojines o almohadones donde se pueden acumular partículas.

En la misma línea, es importante que la ropa de cama esté limpia. Para ello, lávala con regularidad en caliente. Además, existen fundas para almohadas y para colchones que previenen la acumulación de polvo y de ácaros.

Por último, recuerda que siempre puedes recurrir a la inmunoterapia, técnica que permite que tu sistema inmunológico se adapte para perder la sensibilidad a las sustancias que te causan alergia. Esto se consigue gracias a la administración de pequeñas dosis paulatinas del alérgeno.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Ok