merck
Compartir Compartir
Tienes contenido nuevo en relación a Tipos de alergia

Cómo combatir la alergia a las gramíneas

25 Mayo, 2017
alergia gramineas

La alergia primaveral es la más común en España, y el polen predominante por toda la península es el producido por las gramíneas. Las fechas con más polinización ocurren entre abril y julio, época en la que es más importante combatir la alergia a las gramíneas.

¿Qué son las gramíneas?

Las gramíneas son una familia de plantas generalmente herbáceas que pueden ser silvestres o cultivadas.

Las silvestres son las hierbas y tienen un polen más ligero, por lo que pueden llegar más fácilmente a los núcleos urbanos. Crecen por todas partes, como en el césped de los parques, campos de fútbol, piscinas y en la naturaleza, en bosques, campos y montañas.

Las cultivadas son cereales como el trigo, centeno, avena, arroz, cebada o maíz. A pesar de ello, podemos consumir los alimentos con normalidad, aunque sí que debemos lavar verduras y frutas para desprender cualquier grano de polen que tuvieran pegados.

Medidas para combatir la alergia a las gramíneas

 tratamiento gramineas

La inmunoterapia es la solución que puede mejorar la alergia y que siempre debe se debe llevar a cabo con la guía de un alergólogo. Esto se consigue con vacunas que contienen una pequeña dosis del alérgeno, reduciendo la sensibilidad a él y creando tolerancia.

De esta manera, se eliminarían a largo plazo los síntomas de la alergia. Además, la inmunoterapia tiene un rol importante a la hora de prevenir la aparición del asma y nuevas alergias.

Para combatir los síntomas, se puede realizar un tratamiento a corto plazo con corticoides o antihistamínicos. Estos fármacos cobran relevancia en las épocas de polinización y, aunque no curan, sí que alivian los síntomas.

Medidas para evitar la alergia a las gramíneas

Como hemos señalado, las gramíneas se pueden encontrar por todas partes, así que es muy difícil evitarlas por completo. Sin embargo, sí que hay algunas recomendaciones a tener en cuenta para evitar la exposición, especialmente en épocas de polinización.

Como es de suponer, evita que entre el polen en casa o en el coche cerrando las ventanas. Y por supuesto, nada de bicicletas o motocicletas. Esto es especialmente importante de 5 a 10 de la mañana y de 7 a 10 de la tarde, que es cuando se emite el polen y desciende al enfriarse el aire, respectivamente.

En caso de salir, la higiene es la medida clave. Cuando llegues a casa, dúchate y lava tu ropa, que se debe secar dentro de la casa. Además, lleva gafas de sol para evitar que el polen entre en contacto con los ojos. Este punto es especialmente importante si hace viento y está soleado en el exterior.

Si es un día ventoso y soleado, hay más posibilidades de que el polen entre en los ojos. En este caso, se pueden usar lágrimas artificiales que los limpien.

En casa, cuidado con que los vecinos corten el césped al lado o que se pongan a barrer y levanten granos de polvo hacia tu casa.

Por último, acuérdate de cambiar con regularidad los humidificadores y filtros antipolen en el aire acondicionado y en el coche y siempre acude al alergólogo, que puede recomendarte tratamientos y precauciones de forma personalizada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Ok