Consejos para alérgicos al volante

El 20 de marzo se estrena oficialmente la primavera, y con ella uno de los periodos más intensos de actividad para las plantas y para las afecciones alérgicas. Por eso, queremos darte algunos consejos para alérgicos para que tengas presente a la hora de conducir.

Estos consejos repercutirán en tu propia seguridad y la de los que te rodean.

En esta época del año se empiezan a notar con más fuerza las reacciones alérgicas propias de la estación. Seguramente ya conoces los síntomas de la alergia, pero tanto si eres alérgico como si no lo eres, esta información te será útil para prevenir, que ya sabes que siempre es mejor que curar. Te damos consejos para que tengas en cuenta al volante.

En primer lugar, están los estornudos. ¿Sabías que una persona alérgica puede llegar a estornudar hasta diez veces seguidas? El riesgo de que te ocurra esto al volante salta a la vista, además de que al estornudar es imposible mantener los ojos abiertos. Si vas por ciudad y estornudas de pronto podrías recorrer unos 40 metros a ciegas.

Medidas contra los efectos de la alergia

Aunque no puedes tomar medidas inmediatas que te libren de la alergia de la noche a la mañana, la mejor arma que tienes contra ella es la prevención. Esta prevención puede venir en forma de medicamentos para la alergia, como los antihistamínicos, para aliviar algunos síntomas.

Aun así, el problema de los antihistamínicos es que pueden causar somnolencia, por lo que, aunque el remedio es eficaz contra la manifestación de los síntomas, los efectos secundarios pueden resultar peligrosos al volante.

Por ello, las medidas que ofrece la Dirección General de Tráfico para alérgicos que vayan a coger el coche serían las siguientes:

  • Nunca te automediques para evitar efectos secundarios no esperados que pudieran ser peligrosos para la seguridad vial.
  • Comienza tu tratamiento contra la alergia unos días antes de coger el volante para que tu cuerpo se adapte. Así reducirás la intensidad de los posibles efectos secundarios.
  • Tanto si tienes alergia estacional como si es perenne, habla con tu médico sobre las posibilidades de conducir durante picos de alergia para que te recete la mejor solución para tu caso.
  • Recuerda leer siempre el prospecto del medicamento y céntrate en los efectos que pueda producir sobre la conducción.
  • Mantén limpios los filtros de polen del aire acondicionado del coche.
  • Viaja siempre con las ventanillas cerradas para evitar que el polen u otros agentes alérgenos invadan el habitáculo del vehículo y dosifica el uso del aire acondicionado, en especial en épocas de alta actividad polinizadora.
  • Las peores horas para viajar si tienes alergia son el amanecer y el atardecer, dado que es cuando más polen se concentra en el aire.
  • Evita dejar el coche en zonas donde haya mucha humedad.
  • Recuerda que si no fumas previenes la aparición de ataques de tos o estornudos. 

La conducción es un asunto muy serio, así que, tanto si eres alérgico como si conoces a alguien que la padezca y no está prevenido de esta información, compártela. Lo harás en beneficio de todos.

Vía Autocasion.

Valora este post