merck
Compartir Compartir
Tienes contenido nuevo en relación a Inmunnoterapia alergia

El Método del Semáforo

17 Enero, 2017
Método del semáforo

Una de las sintomatologías asociadas a algunas alergias es el asma. Y una herramienta que te puede ayudar a gestionar el asma es el Semáforo.

¿Conoces el “Peak Flow Meter”? No es un nuevo baile. Tampoco un género musical. Ni la última tendencia en entrenamiento deportivo, aunque si puede ayudarte a controlar tu capacidad respiratoria.

El Peak Flow Meter en castellano, medidor del pico de flujo respiratorio o fluxómetro, es una herramienta que permite a los enfermos de asma conocer el estado de su capacidad pulmonar de una manera bastante fiable y sobre todo sencilla, ya que solo tienen que soplar.

Este sistema facilita que los pacientes puedan reconocer que el asma esté ocurriendo en la noche, también mejorar la percepción del asma, así como identificar los factores que empeoran el asma y predecir el empeoramiento del asma.

Al igual que en un semáforo corriente, sus tres colores –rojo, ámbar y verde– indican el estado de funcionamiento de los pulmones. Para su correcto uso se deberán seguir los siguientes pasos:

- Asegúrate que el fluxómetro marca cero o se encuentra en su nivel base.

- Toma la medida de pie.

- Inspira tan profundo y rápido como puedas. Coloca el fluxómetro en la boca y cierra los labios alrededor de la boquilla.

- Sopla tan fuerte y rápido como puedas, durante uno o dos segundos.

- Apunta el valor obtenido en tu diario.

- Repite dos veces más el procedimiento indicando en tu diario los valores que obtengas.

(Tomar las lecturas de flujo espiratorio máximo antes y después de una exposición a alérgenos, irritantes ocupacionales ¿?, ejercicio, u otros eventos potencialmente asmagénicos, mejorará la exactitud en la identificación de los desencadenantes del asma).

A partir de estos valores, estableceremos los colores del semáforo para tus futuras mediciones.

-Verde: valores entre el 80% y el 100% de tu mejor marca.

-Ámbar: valores entre el 50 y el 80% de tu mejor marca.

-Rojo: valores por debajo del 50%.

Como ya hemos dicho, estos colores funcionan igual que los de un semáforo real. Por lo tanto en caso de realizar una medición y obtener un resultado en la franja ámbar, deberás tener precaución. Y si la medición resulta roja, existe un riesgo alto y en este caso deberás utilizar tu broncodilatador inhalado para crisis. Y si aún así las siguientes mediciones no salen de la zona roja, acude inmediatamente a urgencias.

Recuerda que al igual que en la carretera, saltarte un semáforo en rojo puede ser muy peligroso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Ok