merck
Compartir Compartir
Tienes contenido nuevo en relación a Tipos de alergia

Los tres tipos de alergia más comunes

18 Mayo, 2017
alergias mas comunes

Estos tipos de alergia son los más comunes entre la población y, cada año, afectan a más gente. Para ayudarte a hacerles frente y entender por qué suceden, te hemos preparado este resumen con trucos para prevenirla.

Alergia al polen

La alergia al polen (o polinosis) es el tipo de alergia más común. Está presente en más del 20% de la población en la actualidad. Son unos granos minúsculos producidos por el aparato reproductor masculino de las flores y se dispersan por el viento o al adherirse a las patas de los insectos que se posan en las plantas.

Como la mayoría de plantas polinizan en primavera-verano, es entonces cuando más notamos la alergia. Por otra parte, en días secos aumenta la concentración del polen, mientras que cuando llueve, el agua lo elimina del aire.

Entre sus síntomas se encuentran los ojos llorosos, la picazón en los ojos, nariz y paladar y la congestión nasal.

Para evitar al máximo la exposición al polen, tenemos varias recomendaciones:

  • Ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa y no tenderla en el exterior
  • Llevar gafas de sol fuera de casa, para que el polen no pueda entrar en los ojos.
  • Evitar salir de casa entre las 5-10 de la mañana, cuando se emite el polen, o entre las 7-10 de la tarde, que es cuando desciende de la atmósfera.
  • De forma parecida al caso similar, no abras ventanas a esas horas.
  • Usar humidificadores y aire acondicionado con filtro anti-polen.

 

Alergia al polvo

alergia al polvo

Otro de los tipos de alergia más comunes es la alergia al polvo, con los ácaros siendo su principal causante. Estos abundan especialmente en zonas costeras y lugares oscuros y con humedad. Los síntomas son principalmente respiratorios, como la rinitis o el asma.

Que haya ácaros en tu casa no significa que no esté limpia, porque son habitantes naturales de nuestro entorno. Sin embargo, sí que se pueden establecer unas medidas de control:

  • Quitar las alfombras y otros objetos que acumulen polvo, especialmente en el dormitorio.
  • Uso de deshumidificadores y filtros de aire para retener sus alérgenos.
  • Utilizar fundas antiácaros en el colchón y almohada.
  • Lavar una vez por semana las sábanas con agua caliente (más de 50º)

Estas medidas cambian según cada paciente, dependiendo de sus niveles de alergia y circunstancias. Para una mejor prevención, puedes ver estos seguir la recomendación de tu alergólogo.  

Alergia a la humedad

La alergia a la humedad se produce por el moho y está presente durante todo el año, aunque predominan en épocas de lluvias. Como en el caso del polvo, los síntomas tienden a afectar al sistema respiratorio, como casos de asma o mucosa conjuntival, nasal y bronquial.

El moho prolifera en sitios húmedos, así que puedes tener varias precauciones para evitar la alergia a la humedad en el exterior:

  • Evita el contacto con hojas caídas y plantas muertas.
  • No vivas cerca de vegetación densa.

En cuanto al interior:

  • Mantén seco el cuarto de baño y no utilices esponjas para la ducha.
  • En cuanto a muebles, favorece el uso de fibras sintéticas.
  • Vigila que no haya signos de hongos en tus las plantas de interior y en su tierra.
  • Cuidado con los humidificadores y el aire acondicionado, porque pueden crecer hongos y extender fácilmente por toda la casa.

Esperamos que hayas aprendido un poco más sobre los tipos de alergia más comunes y cómo disminuir su presencia en tu día a día. Todos estos trucos ayudaran a mejorar tu alergia. No obstante, no olvides que solo el tratamiento por inmunoterapia trata la causa de la alergia siendo el único tratamiento que puede llegar a decir el adiós definitivo a tu alergia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Ok