Párpados hinchados por la alergia: cómo tratarlo

Los párpados hinchados por la alergia son uno de los síntomas más molestos que hay, y suele ser una consecuencia de la conjuntivitis alérgica, no sólo por las sensaciones de picor, quemazón y llanto que producen, sino porque en muchas ocasiones se une la incapacidad de ver bien y abrir completamente los ojos.

Además, pueden existir párpados hinchados en el angioedema que puede ser alérgico o no, pero no se tratarán en este post.

Es por eso que hoy vamos a ver cómo tratar esta afección tan molesta y qué opciones tenemos a nuestro alcance para aliviarla.

Los pasos para tratar los párpados hinchados por alergia

A la hora de tratar cualquier alergia y sus síntomas, debemos seguir una serie de pasos y, en el caso de la conjuntivitis alérgica que produce párpados hinchados, esto no es una excepción. Existen múltiples lesiones alérgicas que pueden producir como síntoma párpados hinchados. Por ello, es importantísimo acudir al especialista médico para que evalúe esta lesión ajustando el tratamiento a la misma.

El primer paso es siempre el conocimiento de nuestra alergia a través de un diagnóstico. El alergólogo, no solo nos prescribirá los remedios adecuados en nuestro caso particular, sino que ese conocimiento nos permitirá también el siguiente paso en la lucha contra la alergia: la evitación.

Evitar el alérgeno, las épocas y las zonas en las que más presente está debe ser nuestra siguiente acción.

Por último, tras conocer y evitar, hemos de aliviar esos párpados hinchados por alergia con los remedios recetados por nuestro alergólogo. Aquí vamos a ver los que nos puede recetar el especialista y también algunos consejos generales que funcionan y están al alcance de todos.

Remedios médicos contra los párpados hinchados por alergia

El alergólogo nos recetará lo más adecuado en nuestro caso y es importante que no usemos estos remedios médicos sin haberle consultado.

En líneas generales, podemos decir que los medicamentos disponibles para los parpados hinchados por alergia son:

  • Gotas antihistamínicas para los ojos, a fin de reducir la histamina presente en la conjuntiva del ojo y por lo tanto mejorar el picor.
  • Gotas para los ojos con corticosteroides para los casos más severos o reticentes.
  • Antihistamínicos orales.
  • Corticosteroides orales, de nuevo para casos más severos.
  • Por otra parte, la inmunoterapia específica puede ayudar a mitigar los síntomas de la conjuntivitis alérgica

Consejos efectivos sin receta para los párpados hinchados por alergia

Obviamente y, como siempre, lo que nos recete el alergólogo es lo que tiene un efecto más poderoso a la hora de aliviar los síntomas. Sin embargo, hay una serie de consejos y medidas que podemos tomar para aliviar los párpados hinchados por la alergia y que no precisan de receta.

Para empezar, si usamos lentillas, es importante quitárnoslas y utilizar gafas mientras dure la hinchazón de los párpados por alergia. De esa manera no empeoraremos la inflamación con el rozamiento de la lentilla.

Si la hinchazón de los párpados por alergia nos produce sensibilidad a la luz y nos molesta de más, podemos usar gafas de sol.

Bajo ningún concepto nos frotaremos los ojos.

Nos lavaremos a menudo la cara y las manos (de nuevo sin frotar los ojos y usando jabones hipoalergénicos). Nos tocamos inconscientemente el rostro mucho más de lo que pensamos y podemos depositar y acumular alérgenos sin darnos cuenta.

Podemos usar compresas frías en los ojos para aliviar la sensación de picor y ardor por la hinchazón. Lo ideal es no reutilizar la tela, sino usar una nueva y limpia cada vez.

En algunos casos, usar colirios y gotas de las llamadas «lágrimas artificiales», puede ayudar a calmar la molestia, a pesar de que el ojo ya nos llore de más por la hinchazón. Estas son unas gotas sin receta para ojos secos o irritados que actúan, como bien dice su apodo, como «lágrimas», limpiando e hidratando el ojo.

En definitiva, los párpados hinchados por alergia no suelen ser un síntoma grave de la rinoconjuntivitis alérgica y de algunas otras enfermedades, pero sí muy molesto. Siguiendo estos consejos, podemos aliviarlos, aunque si buscamos un tratamiento a largo plazo y no sintomático, la inmunoterapia puede ayudar y reducir los síntomas de forma duradera.

Valora este post