merck
Compartir Compartir
Tienes contenido nuevo en relación a Tipos de alergia

Pastillas para la alergia y otros tratamientos: Tipos, resultados y efectos secundarios

14 Febrero, 2017
Mujer mirando pastillas para la alergia

La mayoría de las pastillas para la alergia son antihistamínicos, medicamentos que tratan los síntomas de la alergia. Cuando se toman por vía oral, vienen en forma de píldoras, tabletas masticables, cápsulas y líquidos.

¿Cómo ayudan los antihistamínicos?

Los antihistamínicos tratan los síntomas de la alergia como la congestión, el goteo nasal, los estornudos y principalmente la picazón. También contribuyen a pailar la urticaria, otras erupciones cutáneas y el picor de los ojos.

¿Cómo tomar los antihistamínicos?

Las pastillas para la alergia se deben tomar sólo cuando aparecen los síntomas y siempre bajo las indicaciones de su alergólogo.

¿Qué tipos de medicamentos existen para la alergia?

Entre los distintos tipos de tratamientos que existen para la alergia, tienes la inmunoterapia. La intención de este tipo de tratamiento es tratar la causa, se basa en administrar de forma progresiva vacunas contra la alergia hasta conseguir una eliminación duradera de sus síntomas. Además, con la inmunoterapia puedes prevenir el desarrollo del asma y nuevas alergias.

Mediante este tratamiento lo que consigues es que tu cuerpo se vaya acostumbrando a un agente alérgeno poco a poco, a través de dosis controladas.

La inmunoterapia se basa en el concepto de conseguir que el sistema inmunológico de nuestro cuerpo pierda sensibilidad a ciertas sustancias.  La inmunoterapia logra reducir la sensibilidad a los alérgenos específicos que desencadenan los síntomas.

Como ya se ha comentado, también existen los antihistamínicos, que pueden ser tópicos (gotas para los ojos) o sistémicos (pastillas). Los antihistamínicos inhiben los efectos de la histamina, sustancia causante de los síntomas de la alergia.

Por otra parte, existen los llamados corticoides. Estos ayudan, mediante la inhalación del medicamento, desinflamar los bronquios y además pueden presentarse en pastillas, en sprays para la nariz, en soluciones orales o preparados inyectables.

Además, están  los antileucotrienos, que se presentan en forma de pastillas. Estos se recomiendan para el asma leve, moderada y en el asma de esfuerzo.

Por último, están los broncodilatadores que también son inhalados y que pueden ser de acción corta o larga. Los broncodilatadores son fármacos que causan la dilatación de los bronquios y los bronquiolos de los pulmones, provocando una disminución de la resistencia aérea, permitiendo así, el flujo de aire.

Antihistamínicos, corticoides, broncodilatadores y antileucotrienos son conocidos como tratamientos sintomáticos puesto que tratan únicamente los síntomas de la alergia y no la causa de la misma.

Existen otros medicamentos para el tratamiento de las enfermedades alérgicas que son menos utilizados y que por eso no hemos tratado en este apartado.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Efectos secundarios

De forma muy general, los tratamientos para aliviar la alergia pueden derivar en mareos, sequedad en la boca, excitación, cambios en la visión o como visión borrosa, pérdida del apetito.

Consulta siempre las indicaciones de tu médico y, en caso de notar algún efecto no esperado, recuerda siempre acudir a un profesional.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Ok