merck
Compartir Compartir
Tienes contenido nuevo en relación a Tipos de alergia

Prick test, ¿cómo funciona? Precio y resultados de la prueba.

24 Enero, 2017
Mujer con rinitis alérgica

Dentro de las distintas pruebas de alergia que existen que ya te adelantamos en este blog [enlace a “¿Qué pruebas de alergia son las más fiables?”], existe el llamado prick test o test de hipersensibilidad inmediata.

Es la prueba alérgica más habitual y la más adecuada y efectiva para diagnosticar alergias en general. Esta técnica consiste en testar sobre la piel determinadas sustancias o alérgenos con el fin de identificar una alergia.

Mediante una ligera punción se introduce en la piel una cantidad muy pequeña de esos alérgenos. A continuación, se comprueba si la piel del paciente desencadena alguna reacción, que se manifiesta en la aparición de una roncha y picor en la zona.

El alérgeno se introduce en la capa externa de la piel, llamada epidermis, para que entre en contacto con los mastocitos, que son las células donde se producen las reacciones alérgicas. Normalmente se efectúan las punciones en la cara anterior del antebrazo.

En caso de producirse reacción alérgica, los resultados se observan con rapidez. Para valorar el grado de alergia a una determinada sustancia, hay que esperar unos 15 minutos, que es cuando la respuesta de la piel alcanza su máxima intensidad.

¿El prick test requiere alguna preparación?

Sin miedo a la fiebre del heno

Por norma general, se aconseja vestir ropa holgada que permita descubrir fácilmente el brazo. Asimismo, no deben tomarse ni antihistamínicos una semana antes, ni corticoides antes de la prueba, ya que podrían alterar los resultados.

La prueba es muy rápida y sencilla y se realiza de forma ambulatoria, normalmente en un servicio de alergología. Tras informar al paciente sobre la técnica y el tipo de efectos que puede desencadenar en la piel, se le limpia la zona con alcohol. A continuación, se aplica el extracto del alérgeno o alérgenos (con una gota es suficiente) sobre los que queremos analizar la reacción.

Lo habitual es que se realice la prueba para diversas sustancias, por lo que se deja una separación de unos 2 centímetros entre las gotas correspondientes a los diferentes extractos. Posteriormente, se pincha levemente la piel a través de la gota. El objetivo es que el contenido de esa gota entre en la piel y, si existe alergia a esa sustancia, desencadene una reacción.

Cuando la piel haya reaccionado, se observa y anota el comportamiento de los distintos extractos y se comprueba la existencia de alergias.

En función del resultado del prick test, el alergólogo puede considerar necesario realizar un análisis de sangre con el fin de confirmar el diagnóstico.

La prueba está desaconsejada en mujeres embarazadas. Además, no debería hacerse una prueba de alergia aquellas personas que sufran una lesión cutánea, pues puede alterar el resultado o incluso causar complicaciones.

¿Ya sabes a qué eres alérgico? Sigue paseándote por nuestro blog y descubre todo lo que necesitas saber sobre la alergia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Ok