Prick test positivo: interpretación de las pruebas.

El prick test en la piel para detectar alergias es la prueba más extendida, económica y no invasiva que realiza en primer lugar por el alergólogo para diagnosticar alergias. Hoy vamos a ver cuándo se da un prick test positivo y qué implica eso.

El prick test se realiza poniendo una pequeña cantidad de un posible alérgeno, para ver la reacción que produce en la piel, normalmente en el brazo del paciente.

Así pues, no es doloroso, es muy sencillo y se obtienen resultados casi inmediatos (hay que esperar entre 10 y 15 minutos), con los que el alergólogo puede diagnosticar en el instante a qué se es alérgico.

Cuándo se obtiene un prick test positivo.

Para interpretar si el prick test es positivo, normalmente se utiliza el diámetro de la pápula, es decir, de la reacción visible en la piel que pueda haber producido el alérgeno.

Si no hay reacción, o esta es casi imperceptible, el resultado se considera negativo. Con 3 milímetros o más de diámetro medio en esa pápula, se considera un prick test positivo y existe sensibilización.

En otros casos, para un diagnóstico aún más preciso y, sobre todo, en entornos académicos o de investigación, se escanea el área de la pápula, calculando dicha área total, en vez de tener en cuenta el diámetro solamente.

La interpretación de los resultados de un prick test, positivo o no, debe ser realizada siempre por un alergólogo y se deben basar en los síntomas clínicos, la historia médica y cualquier otro test que se estime necesario (por ejemplo, una medición del anticuerpo Inmunoglobulina E).

En algunos casos, el resultado del prick test puede ser inconcluyente, con lo que el especialista puede servirse de otras pruebas.

Qué implica un prick test positivo según el tipo de alergia.

pruebas de alergia

A pesar de su facilidad y rapidez, esta prueba es muy efectiva y precisa a la hora de detectar alergias. Por ejemplo, un prick test positivo permite diagnosticar rinitis alérgicas con un valor predictivo positivo de entre el 97% y el 99%.

Lo mismo ocurre con alérgenos como el pelo de gato u otros de contacto, un prick test positivo implica casi con toda seguridad la presencia de sensibilización y un prick test negativo que no tenemos una especial sensibilidad.

Sin embargo, en el caso de alergias a alimentos o alergias a medicamentos, la cosa cambia y la precisión del prick test desciende.

En el caso de alimentos, la sensibilidad y el valor predictivo de un prick test positivo varían mucho, dependiendo del tipo de alérgeno o los métodos de prick test que se utilicen.

Por ejemplo, los prick test para leche de vaca o huevo de gallina suelen ser más fiables que para otros alimentos, con lo que un prick test positivo implica una sensibilización muy probable, pero un prick test negativo no descartará del todo que no haya una sensibilización. En esos casos, el alergólogo recomendará pruebas adicionales y realizará el diagnóstico teniendo en cuenta otros aspectos, como la historia médica.

En definitiva, el prick test es seguro, económico, instantáneo y fiable. Por eso es la prueba más habitual en caso de alergia, aunque, en algunos casos, no es la única que se realiza.

Un prick test positivo suele implicar una sensibilización, especialmente para alérgenos respiratorios. Mientras, para otro tipo de alérgenos, el especialista puede ordenar más pruebas, para corroborar los resultados presentes en el prick test.

 

 

 

3 (60%) 1 voto