merck
Compartir Compartir
Tienes contenido nuevo en relación a Inmunnoterapia alergia

Ojos llorosos y lagrimeo, ¿resfriado o alergia?

05 Septiembre, 2017
resfriado o alergia

Nariz moqueante, ojos rojos, congestión... Enseguida surge la pregunta de si es resfriado o alergia.

Por los síntomas se conoce la dolencia, pero cuando hablamos de alergia, dichos síntomas pueden confundirse con los del resfriado común o incluso la gripe y otras afecciones respiratorias.

Especialmente cuando se trata de niños, dilucidar si es resfriado o alergia se vuelve una tarea todavía más ardua.

Es por eso que aquí vamos a dar una serie de pautas para analizar los síntomas y saber si nos encontramos ante una u otra afección.

Como algunos síntomas se confunden al estar presentes en ambas, vamos a empezar con los que más fácilmente se descartan o reafirman que lo que ocurre es una cosa u otra.

La presencia de fiebre
¿Tiene fiebre la persona afectada? Incluso si se trata sólo de fiebre ligera (apenas unos pocos grados por encima de lo normal) este es el primer síntoma que deberíamos comprobar porque, en presencia de fiebre, ya podemos saber que no se trata de alergia, pues no aparece en esos casos.

Y no, incluso en los casos de «fiebre del heno», la realidad es que a pesar del nombre, que ya es anticuado, esta clase de alergia no va acompañada de episodios de fiebre.

En la gripe siempre nos va a aparecer la fiebre, el problema viene con los resfriados. Muchas veces, si se trata de un resfriado común sin importancia, puede no aparecer fiebre tampoco.

Por eso es importante estar atentos incluso a unos pocos grados en el termómetro, y por eso también tenemos que analizar más cosas.

El color al sonarnos la nariz


Nadie dijo que diferenciar entre resfriado o alergia fuera algo con glamour. Es por eso que lo que dejamos en el pañuelo al sonarnos la nariz pueda ofrecer pistas.

¿Tiene color verdoso o amarillento?

Cuando es así, muchos especialistas tienden a descartar la alergia, cuyas secreciones nasales suelen ser claras.

La localización de los dolores y molestias


¿Dónde se suelen localizar más las molestias que acompañan la dolencia?

Si esos dolores o malestar se extienden a todo el cuerpo en general, podemos decir con casi total seguridad que es resfriado o gripe, pues la alergia, exceptuando las partes del cuerpo que se inflaman o enrojecen como en el caso de sarpullidos o eczemas no hace que todo duela como cuando te resfrías.

Así pues, si notamos dolor en las articulaciones o los músculos, el culpable a señalar es un resfriado o una gripe.

Considera los tiempos

Con esto nos referimos a varios tipos de tiempo.

Por una parte, la época del año. Los resfriados suelen aparecer sobre todo en invierno, temporada en la que muchos alérgenos como el polen de las gramíneas, no suelen estar muy presentes, aunque es cierto que otros, como el polvo o el pelo de animal, lo están todo el año.

Si las molestias vienen estacionales y puntuales en cierta temporada, es muy probable que tengamos alergia.

Por otro lado, nos referimos a los tiempos de la enfermedad. Los resfriados suelen aparecer hasta varios días después del contacto con el virus, mientras que las alergias aparecen inmediatamente tras el contacto con el antígeno que las provoca.

Por último están los tiempos de duración.

Un resfriado suele durar desde 3 o 4 días hasta dos semanas, dependiendo del paciente. Mientras, la alergia durará tanto como la exposición al alérgeno, pudiendo ser semanas o a veces meses (e incluso cierto tiempo después de haber cesado el contacto).

Es por eso que los síntomas de la alergia estacional, por ejemplo, se mantienen mientras que los del resfriado tienden a disminuir rápidamente una vez ha comenzado la curación.

Los síntomas comunes


Cuando se trata de resfriado o alergia, debemos considerar los síntomas que hemos visto en conjunto, ejercer un buen juicio y, sobre todo, acudir al médico ante cualquier duda o agravamiento.

Por cierto, que ante síntomas repentinos, es probablemente una cuestión alérgica.

La clave es que la gran pregunta de resfriado o alergia viene porque hay una serie de síntomas comunes a ambas afecciones.

Nariz moqueante o taponada, tos, estornudo, que en el caso de la alergia son en salva, y ojos llorosos... esos son síntomas que pueden estar relacionados con un resfriado o alergia por igual, con lo que nos van a dar pocas pistas por sí solos.

En definitiva, hay veces que el resfriado y la alergia se tocan en una fina línea. En esos casos, repasar lo que hemos visto aquí, siguiendo el orden, nos puede ayudar a discernir entre una y otra dolencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Ok